Mi Cocina
Comments 5

Bután, Felicidad Interna Bruta y mi primer Ema Datse

Como podrán chequear en mi publicación del viaje a Bután, este país no sólo es interesante por su índice de Felicidad Interna Bruta (FIB), sus espectaculares paisajes montañosos y magnificos recursos naturales, su filosofía Budista o la conservación de tradiciones. La gastronomía también juega un papel determinante!

Un ejemplo claro de esta importancia es que en todas las ocasiones festivas, incluídas las religiosas, se ofrece comida. La población local glorifica estas fiestas como lugares para el disfrute de las bendiciones espirituales, el festejar y el socializar. Es entonces durante estas ocasiones que la exuberante cultura alimentaria de Bután cobra vida y se hace evidente a través del transporte y consumo de comidas-picnic que han sido cocinadas con amor y que representan una bandera de orgullo a sus tradiciones.

Algunos datos curiosos:

  • Generalmente, los butaneses comen arroz en las tres comidas del día. Los repetidos cultivos de arroz, que son parte fundamental del paisaje, reflejan la preferencia de los nativos por este grano.
  • Los vegetales y proteínas que se usan para acompañar el arroz se conocen como ¨Tshoem¨ y adquieren un nombre de referencia dependiendo de las combinaciones que se realicen.
  • El plato más popular es el Ema Datse (chiles y queso).

Como buena amante del picante el Ema Datse fue de todo mi gusto y luego de prepararlo la primera vez he valorado su existencia aun mas que antes por sus multiples utilidades: es perfecto como abrebocas o como acompañamiento para prácticamente cualquier comida.

A mis amigos mexicanos seguro que les va a encantar y a todos los demás amantes de los chiles acá les va la receta!!

Tiempo de preparación: 15 minutos

Comensales: 4

 

6 a 7 chiles rojos y verdes

1/2 bola de queso de Yak

1 cebolla cabezona

1 tomate

2 cucharadas de aceite de oliva

c/n de sal

 

Cortar los chiles en mitades (en el sentido largo).  Rebanar la cebolla y el tomate por separado y conservar. Cocinar los chiles y la cebolla en una taza de agua por tres minutos (a partir de hervor).

Aparte en una olla profunda, agregar aceite de oliva o mantequilla y cocinar los chiles y la cebolla hasta que se vuelvan tiernos. A continuación, agregar el queso y cocinar por 3 minutos mas. Una vez el queso este derretido, agregar el tomate y la sal y cocinar hasta que el tomate se derrita. Mezclar bien y servir.

Datos importantes para esta receta:

Nunca tapar la olla.

Agregar el tomate y sal al final, de lo contrario no permiten que el queso se establezca.

Los tomates se utilizan para disminuir el picante de los chiles, sin embargo, para reducir el picante aun mas, es importante remover desde el principio los tejidos o centros de los chiles (de donde están pegadas las semillas), incluídas las semillas.

Anuncios

5 Comments

  1. Juliana Sánchez says

    Me gusta cocinar las recetas que propones. Siento que es una forma de conocer una cultura, un país y unas costumbres aunque uno no tenga la posibilidad de estar allá físicamente. Se convierte en un acto simbólico de sociabilidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s