Mi Cocina
Comments 7

Galletas de aceite de oliva y vino blanco: creativas, arriesgadas, llenas de curiosidades y deliciosas!

Después de varios días de verme obligada a desconectarme de mi amado Blog, de trabajar fuertemente en mi emprendimiento de café y de tratar de darle la talla a las clases de alemán, sin excluir las innumerables tareas de la casa y lo demandante de una de mis responsabilidades favoritas (Remy), el jueves por la tarde se dio el mágico momento en el que logre poner en stand by todo lo demás para dedicarme a mi súper pasión La Canaleta!

No me mal entiendan, paso más de la mitad de mi vida en la cocina pero La Canaleta no sólo se nutre de la parte gastronómica sino que lleva un trabajo de diseño, edición, redacción y detalles importantes que a pesar de ser fascinantes toman algo de tiempo. Sin embargo, como bien lo dice Juanca ” hay que encontrarle tiempo a todo” así que nada de excusas y a equilibrar cargas!

Volviendo a la tarde del jueves, fueron unas horas deliciosas donde, en una mezcla de curiosidad y atrevimiento, me perdí entre las páginas de varias revistas y libros hasta encontrar justo lo que estaba buscando:  Ha sido un mes loco, aventurero, arriesgado y para nadie es un secreto que la cocina absorbe exactamente las emociones que experimentamos, así que, tenía que encontrar una receta que le diera la talla a estos últimos 30 días! 

Me acuerdo de pasar la página 104, de la Lucky Peach, con esa sensación espectacular que se consigue cuando se juntan las ganas de encontrar lo se busca con el misterio de lo aún desconocido y ZAZ! Llegó la página 105 con todo lo que estaba necesitando! Las galletas de aceite de oliva y vino blanco son creativas, innovadoras, arriesgadas y llenas de curiosidades. Sin lugar a dudas, si en este último mes me hubiera convertido, por arte de magia, en alguna de mis preparaciones me habría convertido exactamente en estas galletas! Así que listos! Quedó tomada la decisión!

Aparte de lo ya suficientemente extraño que sonaban el aceite de oliva y el vino blanco como ingredientes para unas galletas, fue el lugar de procedencia de esta receta lo que me pareció más sorpresivo! Para mi sorpresa e imagino que para la de todos mis lectores las galletas de aceite de oliva y vino blanco provienen del sur de Francia, de la región Languedoc – Roussillon. Pero ¿una receta francesa sin mantequilla? Más aun, ¿una pastelería francesa con aceite de oliva? y como si fuera poco, ¿galletas de vino blanco? Pues si! Al caer en cuenta de su importancia vinícola y aprender que es una de las pocas regiones de Francia que no fundamenta su gastronomía en la mantequilla se prendieron las luces de la comprensión.

Más allá de la mezcla de ingredientes y de lo misterioso de su lugar de origen las galletas como tal son un misterioso espectáculo gustativo! En textura pasan de crocantes en los extremos a “masuditas” en el centro y aunque el aceite de oliva es casi el primer ingrediente que se percibe en la lengua no es fácil definirlo, y ni hablar del toque que da el vino blanco entre seco, suave, acre y dulzón.

De todas las personas a las que di a probar las galletas ninguna supo reconocer ni el aceite de oliva ni el vino blanco y a pesar de que les gustaron cuando las probaron, les requete fascinaron al conocer sus componentes. ¿Quieren intentar?

 

Tiempo de preparación: 40 minutos

Comensales  / unidades: 24 galletas medianas 

 

2 + 3/4 tazas de harina

1/2 taza de azúcar más un poco adicional para untar las bolitas de masa

1/2 cucharada de polvo de hornear

1/4 cucharada de sal marina fina

1/2 taza de aceite de oliva

1/2 cucharada de extracto de vainilla

1/2 taza de vino blanco (entre más dulce y seco mejor)

 

Precalentar el horno a 180 grados centígrados.

Preparar dos placas con papel de horno y dejar a un lado.

img_9803

En un bowl mezclar la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal y mezclar con un batidor manual hasta incorporar los ingredientes y eliminar los grumos.

img_9812

Agregar el aceite de oliva y mezclar bien con una miserable.

Luego, diluir el extracto de vainilla en el vino blanco y agregar al bowl con todos los demás ingredientes. Mezclar muy bien hasta incorporar los ingredientes y hasta que la masa pueda ser trabajada con las manos fácilmente. 

Amasar con las manos sobre una tabla o mesa limpia para incorporar aun mejor los ingredientes y para que no resulte excesivamente agrietada. Se podrán dar cuenta que la masa es suave, flexible y muy grasosa, lo que les dejará las manos deliciosamente suaves.

img_9825

Hacer bolitas del tamaño de una cereza. Yo hice estrellitas y corazones utilizando moldes, pero la masa no es muy apropiada para hacer figuritas y la mejor apariencia resulta de las tradicionales bolitas. Untar cada figura con azúcar por todos sus lados y ponerlas sobre las placas con suficiente espacio entre una y otra.

Llevar al horno por 20 minutos.

OJO! Una vez hayan pasado 10 minutos en el horno, poner la placa que estaba arriba en el nivel de abajo y la que estaba abajo llevarla arriba. Así mismo, rotar el sentido de las placas para que las galletas se cocinen uniformemente. 

Luego de los 20 minutos, sacarlas del horno, retirarlas de las placas y dejar reposar hasta que se enfríen. Como casi todas las galletas, estas serán aun más exquisitas si se consumen a partir del día siguiente pero haber si somos capaces!

Pueden conservarlas hasta 5 días en un recipiente cerrado herméticamente y un tip que me inventé, si les gusta el romero, es poner unas ramitas en el recipiente, lo que le da un toque adicional espectacular.

Estas galletas son ideales para la media mañana, para la hora del té y para todos los de la movida saludable que han eliminado la mantequilla de sus vidas! A disfrutar!

img_9852

 

 

 

 

 

Anuncios

7 Comments

  1. mariamichelsen1@gmail.com says

    Deliciosa receta !! La intentare muy pronto!! Me alegra que se reactive la Canaleta!!

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  2. Mauricio says

    Ya me hacía falta leerte, es fascinante la energía que pones a tu blog a pesar de tener tantas responsabilidades.
    No me imagino a que saben las galletas, nunca pensé que existieran galletas sin mantequilla, y vino blanco?? pues a meternos en el tema y probar.
    De nuevo gracias por el blog es realmente delicioso leerlo

    Me gusta

  3. Que bueno que apareciste de nuevo! y más con esta súper receta!!!! Entiendo y a la vez valoro el tiempo y dedicación a tu blog y pues de paso para nosotros tus lectores asiduos… Estoy segura que más de uno estará muy motivado a prepararlas, entre esas yo!!!!!
    De nuevo felicitaciones y que el tiempo se te multiplique para que salgas victoriosa en todos tus emprendimientos y puedas seguir dedicándonos y compartiéndonos todas esas delicias en La Canaleta. Abrazotote!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s