Mi Cocina
Comments 6

El Calentado, mi favorito de favoritos!

Mi historia de amor con el calentado comenzó más o menos cuando tenía 9 años. A partir de esta edad,  amanecía los sábados en la casa de mi abuela Amalia y entre las 9 y las 9:30 me anunciaban que estaba listo el glorioso desayuno! La ¨entrada¨ parecía ser la muestra de un desayuno ligero a través de una ensaladita de frutas y un jugo de naranja con zanahoria que como me decía mi abuela, era bueno para los ojos!

Pero no se engañen, después venía el gran totazo! Ese que me hacía añorar la pronta llegada del sábado y que lograba que mi mal genio matutino se eliminara por completo. A la derecha una taza de chocolate casero muy caliente y en el centro el espectacular calentado de mi abuela con un huevito frito encima! El calentado de mi abuela constaba de lentejas secas (nadie prepara las lentejas como mi abuela), arroz, papa salada y dependiendo del consumo de la semana: carne o pollo en cubitos miniatura. Tremenda maravilla!!!

Desde los 9 años y hasta la fecha el calentado se convirtió en mi plato favorito por encima de cualquier plato sofisticado y/o hecho por profesionales. No existe ningún producto que me genere mayor emoción, antojo y que pueda repetir con mayor frecuencia sin aburrirme. Además, el cariño de mi abuela al prepararlo junto con sus magnificos dotes culinarios le dan ese valor agregado cuando una preparación logra tocar nuestros corazones.

Considero que el calentado o ¨calentao¨, como es usual llamarle, es un plato típico de Colombia. Sin embargo, no se destaca en la lista de productos típicos así como tampoco es reconocido por todos sus habitantes. El concepto detrás del nombre es mezclar y calentar lo que ha sobrado de preparaciones del día o días anteriores por lo que, en realidad, no hay una receta exacta sino mil maneras diferentes de prepararlo dependiendo de quién lo haga y de los ingredientes que se acumularon durante esa semana. Usualmente, lleva un huevo frito encima, lo que para mi es fundamental.  Sobretodo cuando la yema liquida se riega por todo el plato, impregnando cada bocado. Sin embargo, hay quienes prefieren no ponérselo.

También es común acompañarlo con ají casero y hogao. En cuanto a este ultimo, considero que la preparación perfecta es con mantequilla, cebolla larga, tomate, crema de leche, sal y pimienta.

A continuación les comparto una de mis versiones de calentado para que los que no conozcan se animen a cocinar y probar algo nuevo y para los amantes, que hagan una variedad diferente!

Tiempo de preparación: 20 minutos (Sí se tienen acumulados de la semana. De lo contrario, habrá que agregarle los tiempos de cocción de cada uno de los ingredientes).

Comensales: 4

 

4 tazas de arroz blanco cocido

1 taza de papas saladas en cubos (cocidas anteriormente)

1/2 taza de pechuga de pollo en cubos (cocida anteriormente)

1/2 taza de carne de res (lomo o aguja salteadas anteriormente)

1 tomate picado en cubos

1 enlatado pequeño de maíz dulce

1/2 cucharada de paprika

1 y 1/2 shots de salsa inglesa

1 y 1/2 shots de salsa maggi o soya

jugo de 1/2 limón

c/n de mantequilla

cilantro al gusto

goticas de tabasco al gusto

4 huevos

c/n de sal y pimienta

 

Poner un sartén grande, a fuego medio, un cubito de mantequilla y dejar que se derrita. Agregar las papas en cubos, sal, pimienta y paprika hasta que se doren.

Agregar el arroz, mezclarlo con las papas y dejar hasta que se tueste un poco.

Luego agregar el pollo y la carne, mezclar todo e ir agregando la salsa inglesa, maggi/soya y el limón. Luego de unos 3 minutos aplanar toda la mezcla alrededor del fondo del sartén y dejar que se tueste un poco más (alrededor de unos 10 a 15 minutos).

Agregar el cilantro, el maíz y un tomate picado tan solo 3 minutos antes de servir y mezclarlo con todo. Corregir sal y pimienta.

2015-12-05 16.39.28

Al mismo tiempo cocinar los huevos en mantequilla hasta el punto de su preferencia. Ideal lograr una clara sólida y una yema líquida o melcochuda.

Para el hogao: saltear 1 rama de cebolla larga en mantequilla, agregar 1 tomate picado en cubos, 50 ml de crema de leche, sal y pimienta. Mezclar y conservar.

A la hora de comer: servir un poco de calentado, poner un huevo frito encima y además, dos a tres cucharadas de hogao. Para el que le guste el picante agregar las goticas de tabasco deseadas.

Anuncios

6 Comments

  1. Camila Michelsen says

    Para mi el calentado también me recuerda muchos momentos de mi infancia. Mi calentado preferido es el original, el básico: arroz, papa y carne, eso si con un poco de mantequilla al hacerlo.

    Me gusta

  2. Hernando Saravia says

    El calentao me trae los recuerdos de las vacaciones en la finca con todos mis primos recien levantados esperando una taza de chocolate y el calentao de lo que habiamos comido el dia anterior y ojala con frijoles.

    Me gusta

  3. Mauricio canales says

    Uf que delicia, no olvidar si en la nevera hay algo de pasta para agregar a esa delicia del fin de semana, además es un plan para compartir en familia en esas primeras horas del descanso los fines de semana.
    Buen plan, lo voy a retomar !

    Me gusta

    • Estamos totalmente de acuerdo! Muy buen plan para compartir en familia!!! Y CLARO!!! la pasta sería un ingrediente espectacular para agregarle… especialmente si es de días anteriores. Lo hacemos este fin de año!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s