Mi Cocina
Comment 1

Copitos de Avena ” Cuando el estudiante enseña al maestro¨

Cuando fui profesora en La Escuela de Hostelería Bilbao en Bogotá, desarrollé una relación profesional maravillosa con un alumno. Una de esas relaciones con las que siempre había soñado sí llegaba a convertirme en profesora y que por suerte pude lograr! El hecho de que el proyecto pastelero fuera un reto interesante para los dos fue esencial, pero la verdadera magia se dió cuando nos convertimos en equipo y cuando se generó un flujo de aprendizaje tanto para un lado como para el otro.

Didiert y yo nos organizábamos para lograr la producción de la semana, para administrar los inventarios y presupuestos, para desafiar nuestra creatividad e inventar nuevas propuestas y para valernos con lo que nos proveían, faltara lo que faltara. La clave del éxito era que lo disfrutábamos y que respetábamos nuestros aportes. No habia una última palabra  y por el contrario, mucho espacio para la discusión.

Por supuesto que muchas veces estábamos en desacuerdo y otras muchas no logramos un consenso. Las diferentes maneras de hacer los profiteroles fueron un dolor de cabeza, los tiempos y temperaturas de los hornos que muchas veces dieron como consecuencia productos chamuscados dieron mucho de que discutir  y su preferencia por la margarina vs la mía por la mantequilla nos llevaron a interminables horas de conversación tratando de convencernos el uno al otro.

La verdad es que, en general, fue una experiencia súper positiva incluyendo lo que aprendimos, compartimos, disfrutamos y también lo que discutimos.

Al final, creo que para un profesor no hay mayor satisfacción que tener un alumno apasionado y por fortuna, no sólo logré satisfacer su ¨hambre¨, sino que pude impulsarlo y empoderarlo a tal punto que, al final,  casi podía manejar la pastelería por sí sólo. Asi mismo, lo pude recomendar para su primera experiencia profesional en la que, hasta donde supe, fue sobresaliente y tengo la esperanza que su entusiasmo y perseverancia lo sigan llevando lejos.

En mi caso, la experiencia de ser profesora significó exigirme y esforzarme por ser cada vez mejor, así como tambien me motivó a evaluarme y a abrir mi mente para aceptar y adoptar otros puntos de vista, técnicas, ingredientes, recetas, entre muchos otros.

Uno de los regalos que me dejó Didiert fue su receta de galletas de avena. Una receta sencilla para lograr un producto delicioso para el desayuno, la hora del té y las onces. Tanto a juanca como a mi nos encanta y las recomiendo mucho para iniciarse en la cocina, para involucrar niños y para ofrecer a las visitas.

Quiero aclarar que la receta de mi ex alumno es con margarina pero yo la reemplazo con mantequilla. Ustedes deciden lo que prefieran. Acá tienen la receta:

 

Tiempo de preparación: 35 minutos.

Comensales: 20 personas (2 galletas por persona)

 

250 grs de harina de trigo

250 grs de avena en Hojuelas

150 grs de azúcar

1 Huevo

8 grs de polvo de hornear

5 grs de sal

1 tapa de vainilla

250 grs de mantequilla pomada

 

Precalentar el horno a 150 grados centígrados.

En un bol mezclar con las manos la mantequilla y la sal. Luego, agregar el azúcar, después la vainilla y a continuación el huevo. Seguir mezclando.

Por último, agregar los secos (harina y avena) y mezclar. Es importante no trabajar la masa demasiado, la idea es incorporar los ingredientes hasta generar una masa homogénea y de textura algo grasosa.

2015-11-12 18.21.28

Hacer bolitas del mismo tamaño y ponerlas sobre una placa con papel de horno.

2015-11-12 18.50.12

Hornear por 20 a 25 minutos. Cuando han tomado color por debajo están listas. Dejar enfriar antes de comer.

La textura será seca por fuera pero húmeda por dentro! MIAMIIIII!!!!!

 

 

 

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. Mauricio canales says

    Cuando un profesor logra que su alumno lo encamine al crecimiento y le propone investigación, lo convierte en maestro, la suma de esas experiencias puede trazar el camino, búsqueda y realización de la personalidad, sin duda puerta de la felicidad.
    Felicito a Angela por su franqueza, practica y reconocimiento del crecimiento en equipo, la sinergia necesaria para estos y otros tiempos.

    En cuanto a la receta deliciosamente sencilla, el vídeo perfecto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s